El rincón de la Ciencia    I.S.S.N.: 1579-1149   nº 31, junio 2005
Espejos deformantes (PR-45)
M.A. Gómez 

En muchos museos de la ciencia, parques de atracciones, centros comerciales, etc aparecen espejos deformantes que hacen que nos veamos más gruesos o más delgados, más altos o más bajos, según los casos. Seguro que alguna vez has visto este tipo de espejos. En esta experiencia vamos a intentar trabajar con ellos para aprender cómo funcionan.

Material

Puede que, a primera vista, te parezca un poco difícil encontrar un espejo flexible. No lo es tanto. Las fotos que ilustran esta experiencia se han realizado con una lámina de cartulina de las que aparecen en muchos anuncios comerciales (generalmente de colonias y cosméticos) que se insertan en los periódicos y revistas. También, muchos alimentos y otros productos vienen envasados en bolsas de plástico que se comportan como un espejo. Incluso, en los grandes almacenes y tiendas dedicadas a la venta de objetos de plástico se pueden encontrar grandes espejos flexibles en los que una persona puede verse de cuerpo entero.

Con un poco de imaginación no te será difícil encontrar un espejo flexible con el que poder experimentar.

¿Qué vamos a hacer?

Simplemente, te proponemos que experimentes con el espejo, curvándolo ligeramente y viendo cómo deforma las imágenes.

En las fotos podemos ver distintas posibilidades:

imagen normal (espejo plano)  más delgado más grueso
 
más alto   más bajo

 Experimenta todo lo que te haga falta y averigua cómo hay que curvar el espejo, en cada caso, para conseguir el efecto deseado.

Otros EXPERIMENTOS