Experimentos con gelatina-II:
Fabrica una crema hidratante para las manos
(PR-20b)
Josep Corominas El rincón de la Ciencia             nº 16, Mayo 2002

En este experimento vamos a ver cómo se puede fabricar una crema hidratante para las manos a base de gelatina.

Puedes aprender más cosas sobre la gelatina en: ¿Qué es la gelatina?

Una de las causas de que la piel de las manos se reseque es el uso de detergentes que disuelven los componentes hidrófilos segregados per la dermis. Este hecho y la consiguiente pérdida de flexibilidad de la piel no pueden solucionarse añadiendo materiales grasos, pero pueden prevenirse y aliviarse los efectos con cremas que disminuyan la evaporación del agua a través de la piel.

Material que vas a necesitar:

¿Qué vamos a hacer?

Corta a trozos las láminas, dejándolas en remojo con el agua de rosas en un cazo pequeño durante una hora para que se ablanden. Pon el cazo en un baño de agua a calentar y añade la glicerina, poco a poco hasta que se haya disuelto. Si tienes un perfume (¡no hace falta que sea muy caro!) echa ahora unas gotas.

Vierte el líquido en botes de boca ancha y deja que al enfriar se forme el gel coloidal.

Usa esta crema para hidratar la piel de las manos.

 

NOTA DEL AUTOR: Con la receta que se presenta en esta experiencia queda una masa bastante dura, cuyo aspecto no es el que ofrecen las habituales cremas hidratantes. Para una crema más fluida hay que reducir la cantidad de gelatina (se empieza por usar la mitad) pero no es posible dar un valor definido, pues depende del gusto de quien la deba usar.

Otros experimentos