ORIENTACIÓN             I.E.S. Manuel Tárraga Escribano

Arriba

 

 

TÉCNICAS BÁSICAS

Algunas cuestiones son muy importantes para estudiar con eficacia. Algunos de estos aspectos básicos son:

¿SE PREPARAN LAS CLASES?

¿TENGO QUE SABERLO DE MEMORIA?

¿CÓMO RESOLVER PROBLEMAS?

ESTUDIAR ¿SÓLO O CON COMPAÑEROS?

 

¿SE PREPARAN LAS CLASES?

 Lo que se trabaja en clase es muy importante y por ello debemos tratar de obtener el máximo provecho del tiempo de clase.

Una primera medida es mantener una buena actitud en clase (estar atento, tomar notas, preguntar las cuestiones que no están claras, hacer los ejercicios que se propongan, no distraer demasiado a los compañeros, ...), aunque a veces cuesta un poco.

Una recomendación: aprovecha los intermedios y los recreos para descansar y relajarte, no para fumar o hacer actividades con "estrés".

 Pero ¿se preparan las clases?: lo cierto es que si las preparas son mucho más eficaces y más entretenidas. En tres momentos podemos prepararnos o disponernos a aprovechar la clase al máximo.

ANTES DE LA CLASE:

 Ir a clase a "ver lo que pasa" no es el método más eficaz de aprovecharla.
Conviene que antes de ir a clase nos leamos las cuestiones que ha dicho el profesor que se tratarían. En realidad, no se tardará mucho tiempo en echarles un vistazo.

DURANTE LA CLASE:

 Lo más importante que podemos hacer en clase es enterarnos de lo que pasa, de lo que se está haciendo (el resto de cosas son entretenimientos que casi nunca ayudan).
El profesor es quien dirige y propone las actividades, luego interesa estar atento a lo que nos indique.
El tomar notas nos ayudará en un trabajo posterior, aunque no podemos pasar toda la clase tomando notas y más notas, sólo lo más importante o que mejor nos aclare las cosas.
Pero si estamos cansados, tenemos sueño, etc. no podremos aprovecharnos de la clase, por tanto, se debe "estar en forma".

DESPUÉS DE LA CLASE:

 Un buen trabajo no acaba al terminar las clases, debemos ordenar nuestras notas, preparar futuros trabajos y estudiar el material trabajado en clase.
Pero, cuando más eficaces hayamos sido en los pasos anteriores, menos tiempo tendremos que dedicar a ese estudio.

¿TENGO QUE SABERLO DE MEMORIA?

 La memoria es una capacidad muy importante para las personas y en los estudios es necesario emplearla en bastantes ocasiones.

Pero memorizar no es el proceso mecánico de repetir y repetir lo mismo; al contrario se recuerdan mejor las cosas que se entienden y sobre las que hemos elaborado nuestros propios esquemas o nos hemos formado una opinión elaborada.

 Ser capaces de recordar algo dependerá de diversos factores, ya que recordamos unas cosas mejor que otras.

Algunos de estos factores son:

RECORDAMOS MEJOR:

Aquello a lo que prestamos mayor atención.
Aquello sobre lo que tenemos conocimientos previos (sabemos cosas ya) y hemos pensado (discutido, hablado, escrito, ...) sobre ello.
Aquello que tiene significado para nosotros: las cosas nuevas que aprendemos conviene que las entendamos, que signifiquen algo.
Aquello que hemos aprendido de un modo adecuado: no es lo mismo recordar un vocabulario de inglés que un tema de sociales. Así para listas de cosas (palabras, etc) podemos emplear tres procedimientos:
Repetición: repetir las palabras hasta aprenderlas.
Organizarla en categorías: ponemos juntas todas las que tienen relación entre sí para recordarlas mejor (p.e: table, chair, ...)
Asociación: asociamos cada palabra a "algo" (a cosas visuales, a historias inventadas por uno mismo, ...), al recordar ese algo recordaremos con mas facilidad las palabras.
Si lo que queremos recordar son temas o conceptos lo mejor es: hacer esquemas y mapas conceptuales, resumir, tomar notas o hacer preguntas, etc, hasta que lo entendamos bien y podamos aprenderlo.
Aquello que hemos repasado, por tanto es muy importante que nos planifiquemos los repasos de las distintas materias y no sólo el momento de estudiarlas por vez primera.

 

¿CÓMO RESOLVER PROBLEMAS?

 En algunas áreas se proponen problemas para resolver y no siempre es fácil encontrar la solución. Pero en la vida existen problemas y muchas veces lo más difícil es darse cuenta de que existe el problema. O sea, los problemas pueden ser de distintos tipos.
 

 El primer paso para resolver un problema es reconocer que existe y a continuación estructurarlo de tal forma que podamos aplicar estrategias de solución y los conocimientos que ya tenemos.
 Pero, en las tareas de clase dedicamos más esfuerzo a comprender su significado, pensar como hacerlo, emplear los conocimientos para hacerlo y, por último, comprobar que la respuesta encontrada es la correcta. Estos cuatro pasos nos conducen a la solución.
  1. Comprender el significado del problema: esto nos exige entender lo que nos dicen en el enunciado: cuáles son los datos importantes y cuáles las incógnitas (lo que nos piden).
  2. Pensar como hacerlo: una vez que sabemos en qué consiste debemos dedicar algo de tiempo a pensar la forma en que lo vamos a hacer.
  3. Emplear nuestros conocimientos: una vez que hemos pensado como hacerlo, debemos hacerlo y no equivocarnos; para ello usaremos algunos procedimientos que ya conocemos (sumar, hacer gráficos, ...).
  4. Comprobar  la respuesta: una vez encontrada una respuesta debemos ponerla a prueba, intentar comprobar que sea correcta.

ESTUDIAR ¿SÓLO O CON COMPAÑEROS?

 Esta pregunta no tiene una única respuesta: hay una parte del estudio que es de cada uno y otra que es mejor compartirla. En general, debemos saber que colaborar con compañeros en el estudio es muy positivo por muchos motivos.

 El trabajo de cada uno es necesario; sobre todo cuando realizamos nuestros esquemas, memorizamos términos, etc. El trabajo con compañeros es importante; sobre todo cuando ordenamos nuestras notas o apuntes, hacemos problemas y comparamos los resultados y la forma de hacerlos, etc.

 Cuando estudiamos solos disfrutamos de nuestro ambiente personal; cuando lo hacemos con compañeros compartimos momentos agradables y nos sentimos más comprendidos. Cada uno debe decidir que partes del estudio realiza sólo o con compañeros: es una decisión personal; pero debemos buscar el hacerlo lo mejor posible.

 Dos de las formas más importantes de aprender con los compañeros son las siguientes:

Discusión en grupo: hablar con los compañeros sobre lo que se hace nos da nuevos puntos de vista y muchas veces nos da la solución a algo que no encontrabamos respuesta. Discutir es opinar, decir cómo lo haríamos, de una manera amigable. Nos sirve bastante como ayuda a organizar nuestros pensamientos, relacionar las partes con el todo, distinguir lo importante de lo que no lo es, ...
Trabajo en equipo: es colaborar en una meta común, el equipo tiene un objetivo (trabajo, ...) y cada uno aporta su trabajo de un modo coordinado (a veces, cada uno hace una parte, ...). La mayoría de los trabajos reales son en equipo, por tanto debemos de practicarlo. En las grandes empresas se trabaja siempre en equipo y cada uno conoce bien el trabajo que le corresponde a los otros.

Arriba Motivación y control Leer y escribir Técnicas básicas Técnicas de Información