PERCEPCIÓN DE LA PROFUNDIDAD

La percepción de la distancia y de la profundidad es imprescindible para desenvolverse con éxito en el mundo y sobrevivir. Muchas actividades cotidianas, como andar por la calle, jugar al tenis o conducir un coche, la requieren.
Sin embargo, las imágenes retinianas no nos ofrecen información sobre la distancia de los objetos.
¿Cómo calculamos la distancia a la que se encuentran los objetos?

Damos por supuesto que el mundo real tiene tres dimensiones. Sin embargo, la imagen retiniana es bidimensional.
¿Cómo podemos percibir un mundo tridimensional con una retina bidimensional?
¿Cómo obtenemos información sobre la distancia y cómo hacemos uso de tal información para reconstruir un mundo perceptual tridimensional?