BACHILLERATO A DISTANCIA

Curso 2007-2008

 

 

 

 

 

 

PROGRAMACIÓN DEL

ÁREA DE RELIGIÓN Y MORAL CATÓLICA

 

 

 

 

PROFESORA: LEONOR GÓMEZ

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Introducción

 

La Religión en estos estudios recibe un tratamiento diferente del que recibe de la comunidad creyente: la Religión como una materia objeto de estudio. Esto supone que está dotada de unos contenidos que exigen, en su enseñanza, rigor científico y metodológico, y en su aprendizaje un esfuerzo equivalente.

Esta materia ayudará a reconocer la importancia y la universalidad del hecho religioso en las diferentes culturas, con especial detenimiento y significación del hecho cristiano en la cultura actual; la moral de la persona y la moral social como dimensiones constitutivas de la persona y el pensamiento social de la Iglesia.

 

El trabajo de esta asignatura no consiste fundamentalmente en aprender cosas de memoria. Es necesario situarse ante los temas con un espíritu abierto. Para ello es necesario realizar una lectura atenta y comprensiva de cada una de las unidades que se presentan. Se trata de adquirir una nueva comprensión del hecho religioso en general y de un modo concreto del hecho cristiano.

 

Características de la Enseñanza de la Religión y Moral Católica en el Bachillerato

 

La religión es un fenómeno integrante de la vida y la historia de las sociedades humanas y una clave esencial de su cultura. También hoy, en las sociedades en las que domina una cultura secularizada, pluralista y científico-técnica, la religión es un hecho real y significativo para amplios sectores sociales y una referencia básica para la interpretación de nuestra civilización occidental. Por ello es una materia imprescindible para conocer la idiosincrasia de los pueblos y para profundizar en lo que es el ser humano, en su historia personal y colectiva.

 

La experiencia religiosa de un pueblo se refleja especialmente en sus expresiones culturales. Situándonos en la geografía de los pueblos de Europa y en sus raíces históricas, es posible afirmar que la religión cristiana constituye la matriz de su cultura. Así para conocer, comprender e interpretar nuestro patrimonio cultural, impregnado de creencias, símbolos y valores cristianos, es preciso conocer de un modo sistemático y riguroso los contenidos esenciales de la fe cristiana. En la medida en que los alumnos van profundizando en las diversas ciencias, el estudio del mensaje cristiano les ayudará a la comprensión crítica de la tradición cultural, al descubrimiento de la entidad y significación que sobre el hombre ofrece el cristianismo, así como al conocimiento de las implicaciones sociales que se derivan de esta doctrina y que sustentan los principios básicos de la convivencia social.

 

Los alumnos podrán conocer el hecho religioso y el hecho cristiano en la actualidad; la fe ante la ciencia y la técnica; la fe y los humanismos. Realizarán una aproximación al mensaje cristiano en relación con la cultura y conocerán las líneas esenciales de la Doctrina Social de la Iglesia.

 

Además de la dimensión cultural, la religión tiene una fuerte dimensión humanizadora que contribuye al pleno desarrollo de la personalidad humana. El logro de esta finalidad educativa implica enraizar los objetivos del sistema educativo en el núcleo referencias de creencias y valores que permiten al alumno darse respuestas a sus interrogantes radicales y construir armónicamente su propia identidad.

 

La pregunta y la respuesta sobre el sentido último de la vida y de la historia, sobre la muerte, sobre el problema del mal en el mundo, sobre el valor fundamental de la dignidad del ser humano, sobre la responsabilidad del hombre y la mujer en la naturaleza, sobre la aportación de la ciencia y la tecnología al servicio de la persona, son temas esenciales a los que la religión católica oferta una orientación fundamental de significado último y global, que afecta al logro de la identidad personal de los alumnos y de su integración responsable en la sociedad.

 

El mensaje cristiano revela el sentido de la dignidad absoluta del ser humano y lo reconoce como el valor esencial de la moral cristiana, del que surgen dos categorías fundamentales de la ética: la conciencia y la responsabilidad.

 

A partir del valor fundamental de la dignidad personal, la lógica de la fe lleva al compromiso de la promoción humana con una clara opción por la libertad real, la justicia la fraternidad sustentada en el amor. Los alumnos tendrán la oportunidad de aprender que Jesucristo es el fundamento de la Moral cristiana sobre el amor y la convivencia.

 

La enseñanza de la Religión y Moral católica en este tramo educativo, en cuanto a su estructura epistemológica, se atiene al carácter científico con el que se abordan las Ciencias de la Religión. Por su propia naturaleza, sus objetivos, contenidos propios, metodología científica, no sólo son adecuados al Currículo del Bachillerato sino también tienen posibilidad de interrelacionarse con los otros saberes científico-culturales de dicho Currículo.

 

Objetivos Generales

 

El aprendizaje de esta materia ha de contribuir a que los alumnos y alumnas desarrollen las siguientes capacidades:

1.      Reconocer la importancia y universalidad del hecho religioso en las diferentes culturas, con especial detenimiento en la importancia y significación del hecho religioso cristiano en la cultura actual.

2.      Conocer una síntesis actualizada de los contenidos esenciales de la le cristiana.

3.      Descubrir la dignidad del ser humano, el valor de la vida, el sentido trascendente del hombre, creado a imagen y semejanza de Dios, planificado en Cristo, Dios y Hombre.

4.      Profundizar en la relación y mutua aportación de la fe y la cultura.

5.      Conocer la doctrina social de la Iglesia Católica para analizar e interpretar la realidad socio-económica y cultural del mundo.

6.      Valorar la dimensión ética del hombre a la luz del mensaje cristiano para participar activa y responsablemente en la vida y la transformación social.

7.      Descubrir los valores humanos del cristianismo y de las distintas religiones contrastándolos con los valores de los humanismos de nuestro tiempo.

8.      Adquirir una actitud de respeto, valoración y diálogo con las demás personas de diversa cultura, mentalidad y cosmovisión para lograr una convivencia social en paz y concordia.

9.      Desarrollar el conocimiento, la sensibilidad y el gusto ante las manifestaciones del arte religioso que enriquecen el patrimonio universal.

 

 

Materiales y recursos didácticos

 

El material básico a utilizar por los alumnos será el CD que para este curso escolar ha preparado el Centro para la Innovación y Desarrollo de la Educación a Distancia.

Los doce temas en que se distribuye la materia son:

 

  1. Génesis de la conciencia moderna y la fe religiosa
  2. Pensamiento actual y religión: ateísmo y humanismo
  3. El hecho religioso a comienzos del siglo XXI
  4. El Judaísmo y el Islamismo en la actualidad
  5. La religión de Israel
  6. El mensaje de Jesús acerca de Dios
  7. La actuación de Jesús de Nazaret
  8. La muerte de Jesús, consecuencia de su vida y mensaje
  9. La moral como dimensión constitutiva de la persona
  10. Doctrina Social de la Iglesia
  11. Moral de la producción, distribución y uso de los bienes
  12. La moral de la política y la construcción de la paz

 

Distribución temporal de los contenidos

 

Se distribuirá la materia en tres trimestres de la siguiente manera:

 

Criterios de Evaluación

 

1.      Sintetizar los contenidos fundamentales del mensaje cristiano en referencia a las fuentes bíblicas y doctrinales de la Iglesia y describir los valores fundamentales del Reino de Dios y del hombre nuevo.

2.      Describir la respuesta que las religiones y humanismos han dado a la cuestión sobre el hombre y el sentido de su vida y la respuesta que da la fe católica.

3.      Detectar los valores y contra-valores dominantes en la sociedad actual, describir los valores fundamentales de la Moral cristiana y analizar los conflictos que plantea actualmente la vivencia de los valores cristianos en el campo de la sexualidad, en la valoración de la vida y en el campo social para obrar en consecuencia con el Evangelio.

4.      Identificar, observar y describir un acontecimiento y/o un problema social relevante, obtener información sobre ese tema a partir de los medios de comunicación social y valorarlo a la luz de los criterios morales cristianos.

5.      Estudiar algunas manifestaciones artísticas y culturales y saber describir la expresión de su sentido religioso.

6.      Participar en debates sobre temas y hechos de actualidad que tengan que ver con los grandes contenidos estudiados confrontando las propias convicciones con las mantenidas por otros y en referencia a la Religión y Moral católica.

 

Estos criterios de evaluación se aplicarán a las actividades que se proponen de cada tema que se encuentran en el libro del alumno (o CD). Durante la hora de tutoría se indicará cuáles debe realizar el alumno y entregar en las fechas señaladas para su corrección y posterior evaluación y antes del examen propiamente dicho. Al tiempo que se orientará al alumno acerca del estudio de dicha materia.

 

 

 

Criterios de calificación

 

Al comienzo de curso se darán a conocer a los alumnos los objetivos que deberán alcanzar en la materia así como los criterios de evaluación y calificación que se exigen para conseguir una evaluación positiva del curso.

 

Los criterios de calificación que se van a aplicar son los siguientes:

 

¾  El alumno deberá realizar todas las actividades o ejercicios que se propongan en relación a las unidades didácticas estudiadas a lo largo de la evaluación.

¾  Además de las actividades propias de cada unidad, se deberán entregar por evaluación los siguientes trabajos o tareas que vendrán a apoyar y a desarrollar con más profundidad los siguientes temas:

 

  1. Primera evaluación: El hecho religioso. Las Religiones
  2. Segunda evaluación: Cultura y Cristianismo: distintas manifestaciones artísticas
  3. Tercera evaluación: Doctrina Social de la Iglesia

 

¾  La expresión oral y escrita, con especial atención a la ortografía.

¾  La realización de la prueba de evaluación y previamente el trabajo indicado anteriormente por evaluación. Estos serán los instrumentos de calificación para superar cada evaluación. Cada ejercicio puntuarán un 50%.